martes, 14 de diciembre de 2010

Homenaje a Carlos Ruiz Zafon


Encerrado tras la oscuridad
De un sótano de la ciudad
Esperando la venida de la sombra
En el aquel lugar sin luz
Encerrado en lo que será su ataúd

Aparece el ángel de la vida
A partir de ahora todo ira bien
A cambio me entregaras tu corazón
Sin oportunidad de redención

El hombre juro
Que ningún niño triste habría
Que llevaría la alegría
En forma de juguetes.

Toda la mansión lleno
Con su fabulosa creación
Miles de juguetes
Poblaron cada rincón

Pero un gran proyecto se propuso
De todas sus artimañas dio uso
Un gigantesco ángel de acero creó
Un honorable guardián nombró

Lo que el ángel anunció
El todo lo consiguió
Pero cometió un error
Y de ella se enamoró

El corazón que no poseía
En santo matrimonio se lo entregaría
Y así una maldición
Se desataría sobre su mansión

La sombra que le aterraba
Ahora estaba encerrada
En aquel frasco de cristal
Que albergaba un gran mal

La sombra en el cristal
Fue arrojada al mar
Pero no es tan fácil
Y alguien se la devolvió ágil
A aquella a la que ahora pertenecía el corazón…

Al primer aniversario
El cristalino bote abrió
Y de esta manera ala sombra soltó
Día y noche a la pareja atormentó.

El todopoderoso ángel de acero
Fue poseído por la sombra
Y al poco consiguió su cometido
A la mujer que el amaba
En la  isla del faro se ahogaba.

Acabar con su vida
Seria lo único  que la detendría
Y así la mansión quemo quedándose en el lecho de su amada
A la que en forma de juguete conservaba.

A la cara del ángel le salen cuernos
Y sus sueños se trastocan en recuerdos
Quemados, donde se depositan sus cuerpos asesinados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario